Month: January 2019

¿NECESITO TRADUCCIÓN, LOCALIZACIÓN O TRANSCREACIÓN?

Estos tres términos suelen ser confusos, y a veces resulta difícil saber cuál es el adecuado para tu proyecto. En este artículo vamos a explicar las diferencias entre traducción, localización y transcreación y el tipo de contenido para el que son adecuados.

TRADUCCIÓN

La traducción es el proceso de traducir la comunicación escrita de un idioma a otro.

El término traducción tiene su origen etimológico en el latín. Concretamente podemos determinar que procede del vocablo traductio, que puede definirse como la acción de guiar de un lado para otro. Y es que está compuesto por tres partes diferenciadas: el prefijo trans-, que es sinónimo de “de un lado a otro”; el verbo ducere, que significa “guiar”; y el sufijo –cion, que equivale a “acción”. En otras palabras, traducción es expresar en un idioma algo que se ha expresado anteriormente o que está escrito en otro idioma diferente.

Es importante destacar que la traducción se centra en las palabras, la gramática y el tono de voz dentro de un contenido, por ejemplo, en un documento.

 

LOCALIZACIÓN

Este es el proceso en el cual debemos adaptar el contenido a una lengua, cultura y a un aspecto y estilo (o “look-and-feel”) local deseado. La localización debe orientarse a hacer que el texto se lea como un texto natural producido originalmente en ese país para ese público meta y no como un texto que ha sido traducido.

El proceso de localización va un paso más allá de la traducción directa del idioma y pues toma en cuenta otros factores que influirán en el público objetivo, como son los aspectos culturales. El trabajo típico de localización incluye videojuegos, sitios web, contenidos de aprendizaje y formación y software, sin embargo no se limita únicamente a estos.

TRANSCREACIÓN

Este es el proceso de adaptar un mensaje de un idioma a otro, manteniendo su intención, estilo, tono y contexto.

La transcreación (llamada también traducción creativa) puede incluir la redacción publicitaria, la selección de imágenes y otras transformaciones que adapten el mensaje para asegurar su adecuación a las audiencias globales.

La transcreación asegura que el impacto y la emoción de su mensaje no se pierdan en la traducción, y que se mantengan la intención, el estilo y el tono originales.

El trabajo típico de transcreación incluye, no limitándose a, material de marketing, eslóganes, comercio electrónico, campañas publicitarias, entre otros.

Como conclusión podemos decir entonces que la traducción se mantiene fiel al texto original, la localización lo retoca ligeramente, mientras que la transcreación es un arte que personaliza de manera única el material para su público objetivo.

Si necesitas ya sea servicios de traducción, localización o transcreación, hazte asesorar por un profesional en servicios lingüísticos, ya sea un traductor profesional independiente o bien por una compañía de traducción. Ellos pueden ayudarte a preparar materiales eficaces que realmente conecten con tu público objetivo.