EL PERFIL DE UN TRADUCTOR PROFESIONAL

Cuando buscamos un producto, buscamos lo mejor, cuando de servicios se trata, queremos lo mejor, cuando precisamos una traducción, no es la excepción. Es normal que a veces tengamos duda sobre quien es mejor para encargarse de traducir nuestro documento y por qué.  Ante esto La mejor opción siempre será invertir en un servicio profesional de traducción.

Alcanzar el éxito en el campo de la traducción no es fácil y requiere formación, habilidades, mucho trabajo y determinación. Muchas veces se suele pensar que cualquier persona con una computadora y el conocimiento de un segundo idioma pueden traducir.

En la traducción no se trata simplemente de “hablar” otro idioma. Conocer dos o más idiomas no califica a una persona para ser traductor. Es obvio que para ser traductor se tiene que poseer competitividad completa en las lenguas con las que trabajan. ¡Pero no solo eso!

Un traductor debe ser capaz de transmitir el significado detrás de las palabras del autor, y hacerlo de una manera que sea apropiada para el público objetivo. La traducción es una habilidad adquirida para expresar ideas, formuladas en el marco de una cultura particular y dentro de un campo específico, en otro idioma, de modo que el mensaje transmitido al nuevo público permanezca inalterado. Esta habilidad se adquiere a través de muchos años de práctica, después de que el individuo ha adquirido las habilidades básicas necesarias del idioma.

Para considerarse un traductor profesional se deben reunir ciertos requisitos como en toda profesión. Lo primero es obtener la debida formación y cualificaciones correctas. Un traductor profesional es alguien que ha recibido de la carrera de traducción o bien ha logrado una combinación de estudios de traducción, idiomas extranjeros, lingüística, literatura comparada o comunicación intercultural y todas las cualificaciones y formación necesarias, o quien habiendo estudiado otra carrera siempre ha completado estudios específicos de traducción para poder definirse como traductor.  Como ves, todo lleva a una formación muy específica – los estudios de traducción.

Un traductor profesional está capacitado para utilizar una amplia gama de vocabulario y recursos estilísticos. Es todo un experto en lenguaje. Es un lingüista que sabe de ortografía, gramática y sintaxis, morfología y lexicografía, lingüística, traductología y técnicas de traducción. Además, los traductores profesionales son expertos en sus campos de especialización y tienen cualificaciones adicionales en estos campos para proporcionar una traducción más precisa y de mayor calidad. Las áreas de especialización de la traducción incluyen la traducción médica, técnica, económica, jurídica, audiovisual, literaria, turística, de localización entre otras. Y no debemos dejar de lado que un traductor precisa, además de capacidad de investigación y redacción.

Los traductores conocen los matices culturales de las lenguas de origen y de destino, y son capaces de adaptar el mensaje expresado en el texto de origen a la lengua de destino, teniendo en cuenta las peculiaridades de cada cultura.  Su papel como mediadores interculturales es particularmente importante hoy en día, porque sin traducción estaríamos limitados a nuestras fronteras y enfrentando siempre esas barreras lingüísticas que nos impiden comunicarnos con el resto del mundo.

No siempre es fácil encontrar a un traductor profesional, pero existen ciertas pautas que nos pueden indicar quien lo es.

La mayoría de los profesionales de la traducción están afiliados a una asociación nacional o internacional de traductores. Sin duda esto puede representar una oportunidad de desarrollo profesional y una certificación adecuada, pero sobre todo una tranquilidad y un voto de confianza por parte del cliente. Un traductor profesional esta siempre abierto a conocer más asistiendo a conferencias y eventos sobre los múltiples temas, capacitándose mediante los distintos cursos, talleres o los tan famosos “webinars”( taller o seminario que se transmite por Internet), participando activamente en foros de traductores para compartir y aprender nuevas experiencias.

Normalmente un traductor profesional es autónomo pero también puede trabajar para compañías de traducción muy prestigiosas como SMARTLATION.COM que brindan sus servicios garantizando calidad y seguridad para el cliente. Para poder prestar servicios ya sea de manera independiente como mediante una agencia de traducción, es indispensable que el traductor sea responsable y capaz de cumplir con lo que su trabajo exige, tener un enfoque y disciplina; es decir el traductor debe estar comprometido con su trabajo en todos los sentidos, mostrar seriedad, estar siempre atento a cualquier error ortográfico o tipográfico, a cualquier inconsistencia terminológica, duda, etc. de modo de realizar un trabajo impecable. Para ello, el traductor debe dedicar un tiempo adicional para analizar el tema para poder así elegir el mejor término a utilizar y posteriormente deberá revisar exhaustivamente el documento que ha traducido. Un traductor profesional debe siempre asumir sus errores y saber repararlos.

 

Otro aspecto muy importante es que el traductor profesional debe mantener siempre la confidencialidad, los principios y valores que rigen la ética. Este debe hacer buen uso de la tecnología, las herramientas y los recursos a su alcance asegurando una traducción de excelencia. En esto punto quisiera detenerme para decir lo siguiente, y es que por muy capacitado que este un traductor y cuente con las mejores herramientas para la realización de su trabajo, los traductores profesionales conocen sus límites. Un traductor puede saber de cualquier tema, pero NO de todos los temas. Es por esto que dentro del mismo campo de la traducción existen las distintas especializaciones. Aquí juega un papel muy importante la honestidad por parte del traductor, pues no por no dejar ir al cliente se debe siempre aceptar cualquier encargo. Un traductor profesional acepta solo aquello para lo cual es competente, ya sea en materia como en la combinación de idiomas con que trabaja para poder llegar a conseguir producir textos de estándares de alta calidad. Quizás aquí aplica el dicho tan popular que dice: “El que mucho abarca poco aprieta”.

En el caso de las agencias, es de considerar que el equipo interno, que incluye gerentes de proyecto, coordinadores de calidad, traductores, revisores internos, así como lingüistas, ya sean traductores o revisores independientes, o profesionales que están involucrados en otras etapas del proceso de producción de traducciones de documentos entre diferentes idiomas, forman una compleja red de trabajo. Entonces, una de las claves del éxito en la industria de la traducción es la buena relación entre los profesionales de las agencias de traducción y que los clientes perciben fácilmente.

Como cliente creo que no debes de darle prioridad a los servicios más económicos. Aunque el precio debe ser un factor a tomar en cuenta, recuerda que la calidad es lo más importante. Ser un buen traductor requiere inversión en tecnología, formación especializada (universitaria o no) y un alto grado de conocimiento de al menos dos idiomas y uno o más campos de especialización. Se necesitan años y dedicación para ser un buen traductor profesional por lo que la opción más económica quizás no sea la mejor, es mejor enfocarse en precios competitivos y no lo más barato.

Se dice que un buen traductor no solo traduce, escribe bien. Si en nuestra comunicación inicial con el traductor al que queremos contratar sus servicios de traducción encontramos negligencia en aspectos formales de la redacción, como reglas de acentuación, ortografía o puntuación, debemos ser cautelosos con la profesionalidad del traductor. Parte de las competencias de un traductor profesional es la capacidad de producir textos implacables desde el punto de vista formal. Recuerda, el que es profesional, lo será de principio a fin.

Si crees que este artículo sobre consejos para conocer mejor acerca del perfil de un traductor profesional es interesante, ¡no olvides compartirlo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *