SALUD, NUTRICIÓN Y DIETÉTICA EN LA TRADUCCIÓN

En los últimos años se ha experimentado un alarmante incremento en las enfermedades cardiovasculares,  diabetes y obesidad. Pero también de la anorexia y la bulimia. Los controles médicos y  una alimentación balanceada y saludable son vitales. ¡Se trata de nuestra salud!

Es imperativo acelerar la traducción de las necesidades de salud pública que mejoran la salud en prioridades para la investigación nutricional y aplicar lo antes posible los avances en la investigación para ayudar a aliviar la carga mundial de las enfermedades relacionadas con la nutrición.

Cada vez más encontramos en los diferentes mercados innumerables productos dietéticos, suplementos alimenticios, inclusive pastillas para adelgazar. Si son producidos en países extranjeros, las etiquetas nutricionales, las fichas técnicas además de toda la documentación involucrada probablemente ha sido redactada en el idioma del país de fabricación. Para fines de exportación/importación,  de registros sanitarios o bien para comercialización,  y dichos documentos deben ser traducidos al idioma local.

Pero la traducción en nutrición y dietética no solo incluye las etiquetas de los productos, pueden ser ensayos clínicos, abstractos de investigaciones desarrolladas en la materia, revistas, guías didácticas para la educación nutricional, textos divulgativos, monografías, incluso pueden ser dietas para las cuales también es necesario seguir las técnicas como en la traducción de recetas que ya  en un artículo anterior se discutieron.

Pero esta no es una labor para cualquiera, es labor para un traductor profesional especializado en nutrición. Es decir, un traductor con suficiente formación y familiarizado con la terminología médico-nutricional que pueda incluir así mismo la terminología químico-farmacéutica que pueda verse involucrada también en la redacción de este tipo de textos.

En un texto concreto el subtema puede ser la carga de glucógeno en el ejercicio físico, o incluso en el desarrollo de un determinado ejercicio físico, como pueden ser las pruebas de resistencia. Y así sucesivamente.

Como en cualquier otro campo médico-sanitario, dejar espacio para adivinar nunca es la mejor práctica. La razón parece clara, ya que los diferentes términos significan cosas diferentes según su contexto.  El especialista conoce la terminología de su propio campo de especialidad y desconoce las del resto. Por ello, es necesario y de suma importancia que el traductor conozca la terminología precisa en el idioma de origen y en el idioma de destino en un campo determinado. Por otra parte, debe adaptarse el idioma de destino para que se adecue a la audiencia a la cual está dirigida, ya sean profesionales en salud como el público en general; además de adaptarse a la realidad de la región en este rama especifica.

La traducción en nutrición y dietética es un esfuerzo multidisciplinario que incluye conocer y además investigar acerca de la ciencia de la nutrición, de la ciencia de los alimentos y de la ciencia de la salud, todas ellas sustentadas por las ciencias básicas de la vida y que requieren una comunicación clara y precisa específicamente en cuanto a su terminología se refiere.  Recordemos que se trata de soluciones tanto para curar o como medidas de prevención. En muchas ocasiones, personas sufren de trastornos alimenticios, por lo que la labor del traductor es muy importante y además de mucha responsabilidad. Recalco, ¡se trata de la salud!

Por otro lado, algunos productos que se consideran suplementos alimenticos en algunos países pero pueden considerarse un medicamento en otros.  Por tanto, los servicios de traducción altamente cualificados deben asegurar que los productos estén etiquetados con precisión y en cumplimiento con las regulaciones locales y por ende su respectiva traducción.

A veces los distintos productos son para pacientes con padecimientos específicos, otros pueden ser para personas muy activas como los deportistas, otros para mujeres embarazadas, otros para niños, otros para adultos mayores… todos con diferentes requisitos nutricionales según edad,  peso, altura,  etc.,  por lo que es de tener mucho cuidado a la hora de traducir.

Otro aspecto a considerar es que las cantidades deben ser debidamente traducidas, en algunos lugares es posible que existan variaciones métricas. Esto vale para pesos como para tallas o incluso porciones y no dejar atrás las tablas nutricionales que indican las calorías de los diferentes alimentos. Puede ser que un país el peso se refiera a 2.2kg  y en otro se utilice un sistema diferente, o sea 4 lbs.  En algunos países quizás usan la medida de gramos y no de onzas, o quizás tazas y no mililitros. Son pequeños detalles pero que valen muchísimos  la hora de traducir.

El estilo también es muy importante. Hay unas características que podríamos considerar estándares, pero siempre hay diferencias en el estilo dependiendo del tipo de texto con el que trabajemos. No obstante, en líneas generales sí podríamos decir que una característica es la claridad en la exposición de los hechos, estructura del texto, no podemos olvidar que en este tipo de traducciones se trata de  un texto científico el cual tiene como objetivo prioritario la información.

El conocimiento de las abreviaturas también es muy importante. De un artículo en nutrición y dietética copié el siguiente fragmento:

“se cree que los ácidos grasos poliinsaturados reducen el colesterol de forma más eficaz que los monoinsaturados. Parece que el efecto hipocolesterolemiante del ácido linoleico se debe a que reduce el HDL colesterol. Ahora bien, este efecto es desfavorable ya que el HDL colesterol previene las enfermedades cardiovasculares.”

En este ejemplo el traductor usó las siglas en inglés y el texto está en español, lo cual no es muy correcto que se diga. El traductor debía saber que significa  HDL (high-density lipoproteins =  lipoproteínas de densidad alta o LDA), si no lo sabía, debió investigar. De igual forma, en algunos textos se le denomina como colesterol “bueno” así que el traductor debe informarse acerca de esto también.

Siempre en cuanto al fragmento de ejemplo anterior, como hemos visto, se  ha maneja mucha terminología la cual es  muy específica y debe ser correctamente empleada.

Como hemos visto, es mucho lo que implica este tipo de traducción. Siempre recomendamos contratar los servicios de profesionales de la traducción independientes o a través de las distintas agencias de traducción. ¡Nuestra salud puede estar en juego!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *